Modalidades en el póquer

Al principio, todos pensamos que la única forma de jugar al póquer es la que hemos vivido en la pequeña timba con amigos o familia. Sin embargo, a la hora de sentarte en un casino online o convencional, empezamos a darnos cuenta de que es un mundo mucho más amplio del que esperábamos.

Por un lado tenemos los torneos, por otros los famosos Sits and Go y por último las clásicas partidas de dinero real. Todas comparten las mismas reglas en lo que a mecánica de juego se refiere, pero la estructura de premios y la forma de disputar las manos es completamente distinta.

Sits and Go

Esta modalidad es, seguramente y aunque no lo sepas, a la que más has jugado. Todos los jugadores pagan cierta cantidad de dinero a modo de entrada, acumulándose así un bote que posteriormente se llevará el mejor o los mejores clasificados. A su vez, los Sits and Go se componen de varias alternativas, pero normalmente el número de jugadores varía entre los 3 y los 90 usuarios. Obviamente, cuanto más jugadores haya mayor será el pozo de premios.

Torneos

Es la variante más famosa debido a que en ella se puede ganar una gran suma de dinero. Tal y como ocurre en la modalidad anterior, has de pagar dinero para poder acceder al torneo. Esta suma va desde céntimos a miles de euros, pero el pozo de premios va siempre acorde a la entrada. La diferencia entre los torneos y los Sits and Go es el número de jugadores ya que en los torneos se pueden juntar varios miles de usuarios disputándolo al mismo tiempo. Es una opción perfecta si te gusta ganar dinero con una pequeña inversión, pero obviamente la rivalidad es mucho mayor.

Mesas de dinero

También conocida como mesas cash, esta opción es muy seguida por jugadores habituales y no recreacionales. La diferencia de esta respecto a las otras es que aquí no has de pagar entrada ya que te sientas en la mesa con dinero real y lo que apuestas no son fichas, sino tu propio dinero. Existen mesas con límites tan bajos como dos céntimos hasta otras donde la ciega grande puede alcanzar los 10.000€, una auténtica locura.

Sea cual sea la modalidad que elijas, nuestra recomendación es que te especialices en una. La forma de jugar entre unas y otras es completamente distinta, pero en todas se puede obtener una buena suma de dinero a largo plazo, bien por regularidad o bien porque tengas un buen golpe de suerte.